Voy a estudiar a lo de una compañera y la guarra de su mamá termina estudiandome la polla, una tía muy calentona y rebuena que apetecía un polvo con alguien joven para revitalizar su vida sexual. Y con ese par de ojos quien va a decir que no te chupe la pija.